El verano es un sueño que nos sueña…

Girasol en Toronto_30.07.2015
El verano es un sueño que nos sueña; es el mismo el invierno. Son dos estaciones en un equilibrio de extremos: + 30 grados centígrados o negativo 20; banquetas abrasadores o la nariz cambiando azul. El girasol es la grande cara del calor (julio/agosto), y el copo de nieve es la flor diminuta del frío (enero/febrero). ¡Me dan placer estas dos flores! Y son las caras de unas hermanas preciosas canadienses – hermanas mías.
. . .
Alexander Best
31.07.2015
. . .
Summer is a dream, a dream that dreams us
And it’s the same with Winter.
These are two seasons in an equilibrium of extremes:
+ 30 degrees celsius or minus 20;
baking-hot sidewalks or your nose turning blue.
Sunflowers are the big face of Heat (July/August),
and the Snowflake is that tiny “flower” of the Cold (January/February).
I love these two flowers.
They are sisterly faces, special and Canadian – and they’re
my sisters!
. . .
Alexander Best
31.07.2015
. . . . .

Wayne Keon: poemas de “Hierba Dulce II”

El Cuervo Grande Roba La Luz_Raven Steals The Light_por John Brent Bennett_artista de la Nación Haida Gwaii_Canadá

El Cuervo Grande Roba La Luz_Raven Steals The Light_por John Brent Bennett_artista de la Nación Haida Gwaii_Canadá

Wayne Keon (Nación Nipissing-Ojibwe, n. 1946, Pembroke, Ontario, Canadá)
.
en este pueblito
.
En este pueblito,
este gran pueblito
.
soy
el profeta del sol
de ningún hombre
.
llamado “Canadá”
en la lengua
.
apenas
puedo dirigir
mis propios incidentes
día a día
.
de mi madre,
tierra-ojibwe,
tierra-algonkin
.
o resolver
lo que es el pasado
también
el misterio del sol
.
el Pueblo
del tiempo atrás
.
me paro
ante de ti,
sol
. . .
sueño-despertar
.
en mis sueños
los caballeros del espíritu
.
vuela
sobre el sol
radiente en azul
cielo y Cielo
.
mientras todo la gente
está mirando
y
locamente aclama
.
la carrera
completerá
.
ningún vencedor
declarado
.
y
es porque
el hombre-cuervo
.
todavía
no ha regresado de
.
afuera
mi puerta
la gata está rascando,
arañando
la pared
por algo a comer,
el hambre despierta a ella
.
también
se ha levantado
mi mujer
.
abre la puerta,
conecta la pava eléctrica para café
. . .
xxiv
.
me dijiste tarde de noche
que hacías bien tu trabajo
.
naturalmente tu tipo de trabajo
era ayudar – la profesión de ayuda
.
yo tenía miedo
decirte que
la mía era
la profesión de
desesperanza
. . .
color plata y negro
.
necesitó tres noches
para inscribir ésto:

sus brazaletes
están hechos de
plata y negro
plateado y negro
plata-morado
plateado-negro
plata y negro
.
no tengo ningunos pretextos
– buenas líneas son una obra ardua
. . .
bahía de trueno
.
afuera
en la
bahía donde
.
duerme
el
gigante
.
las
olas
son silenciosas
.
aquí
a lo largo de
la costa
.
donde
yacen
los ancianos
.
lamen
las rocas y
.
el viento
continua hacia
la estación tercera
mientras
la cámara de comercio
pide
.
setenta y cinco centavos
por un tour-lección de los huesos
.
todavía
no está aclarado
el gran misterio
.
el color plateado
refleja
a lo largo de la costa
. . .
noches de tierra
.
he estado fuera
de esta tierra y suelo natal
tan largo tiempo
.
llamé a
una banda plata, simple,
de círculos
.
donde la luna
monta al lado
.
radiante del sol
ella lucía una máscara
y miraba a
.
los ancianos
girando
las luces
.
le veo a ella
allí
júpiter
.
¿pueda yo verle
de nuevo?
.
dijo
no hay prisa
.
ahora
veo al hombre-cuervo
no hay que
relatar el cuento
alrededor de las fogatas
tarde de noche
.
y deseo esa senda
flameante
entre las estrellas
.
tierra
he estado
fuera de ella
demasiado tiempo
.
el planeta-estrella júpiter
es más cerca
que creas
.
está por encima de
tu comprensión
.
puedo
ver eso
puedo
ver
eso
.
puedo ver
que no habrá
ningún descanso
ahora
. . .
el trabajo del águila
.
ella – el águila – ella
golpea a su presa
agarrado del aire
.
con un solo porrazo
chillando
sangre y garra
.
rauda, limpia, orgullosa
.
y estoy torturando esta página
cada hora
.
hasta que
mi alma se tropeza con
su ser de testigo oficial
– estando enferma de todo
.
pero mi alma
empieza a caminar y hablar y
bailar
en alto
. . .
rueda sur
.
es
todas esas fogatas
mágicas
el fuego encendido
tarde de noche
.
es leones
y zorros
y el oso
.
es el naranja
y rojo
ámbar y blanco
.
es lavar tus ojos
con el sol
con la luz
.
es
“hierba dulce”
y canela
cedro
y oro
.
es
bailar con el amor,
amar hasta que
envejeces
. . .
truco de un cuervo
.
hay un río que
fluye con colores
.
en un sueño donde
fue el oso para esconderse
.
hay una cinta de
“hierba dulce”
alrededor de ti
.
en un sueño donde nunca lloró el alce
.
hay una pluma azul
del cuervo
junto a ti
.
hay una turquesa de piedra
en tu mano
.
hay una sombra de amor
en tu entrada
.
en un sueño hecho de
plata y arena
.
hay una piedra lunar
atrapado en tu belleza
.
hay un bolsillo de
oro recién descubierto
.
hay el hombre
en la noche,
esperando
.
en tu sueño que
nunca puede
envejecer
.
en tu sueño que nunca puede envejecer
. . .
humo y tomillo
.
me dijeron
dejar de vestir
esa vieja “camisa-medicina”
a la oficina
.
y esta vez
accedí
.
pero nunca les dije
de la “bolsa-medicina”
que hice
muy tarde de una noche
.
o sobre la llama de cedro
el humo y el tomillo
. . .
“atrapasueños” y la danza
.
cuando
yo bailaba con
el Pueblo
bajo del cielo negro
.
sueño en el ojo de ella
y el cuervo que baila
.
yo no podía creer – ya no
yo miraba su sonrisa
yo no podía creer – ya no
yo miraba su sonrisa
y el zorro que baila
en frente de mi
.
tambor aporreando
dentro mi cabeza
y yo no podía pensar en nada
en medio de
un trance
.
lo que yo podía sentir – ya no – fue
el “atrapasueños”
el plateado
y las estrellas
– todos llenos en mi mano

. . .
Poemas del poemario “Hierba Dulce” II por Wayne Keon
Sweetgrass II: poems by Wayne Keon, © 1990, Wayne Keon and The Mercury Press (Aya Press), Stratford, Ontario, Canadá
Traducción en español: Alexander Best
. . . . .


Deborah Amar: The Lilies whisper Poetry

Lirios en Toronto 2_23.07.2015Deborah Amar
The Lilies whisper Poetry
.
A summer day can never end,
Or so it seems each year;
The longer cycles of the sun
Make cloudy skies seem clear.
.
Each time the wind begins to chime
And end begins to near,
A whisper of the softest sort
Flows gently to the ear.
.
The scent and sight enough are great
Yet lilies live for more:
The lilies whisper poetry
As none have heard before.
.
The lilies whisper to the day
That sends the breeze below;
It touches ground that none can see
Where lilies lively grow.
.
Beautifully arrayed in white
And drinking from the soil,
Free to whisper their poetry
Without the need to toil.
.
But flowers do not last the year
And newer buds must bloom;
So short the span of lily life
To give new blossoms room.
.
The lilies whisper poetry
That none shall ever know;
For just as summer cannot last
The lilies cease to grow.
.
But beauty lives from that which dies
And leaves something to last:
For lilies whisper poetry
For lilies of the past.
. . .
Deborah Amar understands the “brief poetry” that is the Lily in bloom at this time of year (July, here in Canada).

Ms. Amar holds an Honours English Literature BA from the University of California at Los Angeles.  She writes poetry and short stories, and is working on a SciFi/Fantasy epic.  She lives in Japan.

. . . . .


Miriam Isabel Quintana: El Lirio

Lirios en Toronto 1_23.07.2015

Miriam Isabel Quintana (Venezuela)
El Lirio
.
De la flor del camino,
Tomé un bello lirio,
Para llegar a su bohío,
Mañana, a mañana es tan mío.
.
Llamas del crepúsculo,
Y no seco tus ríos,
Las hojas de tu alma,
Más allá de tus pétalos vigilo.
.
Lirio, mi destino,
¡Voz de pájaros cantas!
Profundos, tus anhelos,
Destino, mi corazón, y morada.
.
¡Libre corre fuente!
No seques, mi lirio,
¡Sus hojas ramillete!
Sus raíces abrazo, mi ombligo.
.
Allí está mi destino,
Y viajando besas,
Los cuidados míos,
Lirio: sin ti vivir, no me imagino.

. . . . .


Rabia y El Diente de León: poemas de Lee Maracle

Dandelion flower

Lee Maracle
(Escritora/poeta Salish-Sto:lo, n. 1950, Vancouver, British Columbia, Canadá)
Rabia
.
Voceo mi rabia
hacia las páginas de un libro
– que yo trate bien humanamente posible
a la gente.
. . .
Sin título
.
No discutamos ninguna cosa,
No seamos razonable;
porque éso supone que somos humanos:
seres cariñosos y solícitos,
que necesitan paciencia, dulzura y amor.
.
La meta no es unidad; es ganar esta lucha.
Contraataca. Patea el orgullo de tu amante.
Desmantela su dignidad.
Y bebe, bebe, bebe
a los fantasmas en tu clóset.
. . .
Sola
.
Estoy sola, tan sola.
Solitaria, sí – y quiero permanecer como eso.
.
Me gustan sombras breves y entreviendos de los hombres.
.
En la ausencia de un auténtico amor,
me conformaré con el engaño.
. . .
Esfuerzos
.
Tomé fuertemente del vino del colonizador,
aprendí muy bien su lengua,
y contemplé con asombro en su éxito.
.
Me tambaleé a través de su cultura, fermentado en escuelas del oeste.
.
Mi empeño me sirvió para nada.
Ahora es ese seguir intentando que me provoca tan vergüenza.

. . .

Diente de León
.
Hay un diente de león al lado de una calle de hormigón – en Toronto.
Sus hojas: una mezcla desarreglada en verde y marrón.
Este diente de león ralo está rengueando.
.
Hay una flor junto a un bloque de concreto,
en la calle Bay, en la ciudad de Toronto.
Permanentemente rebelándose contra
tacones con clavos y trajes de sarga azul.
.
El desfile monetario por la calle Bay a las cinco de la tarde
desdeña:
“¡Flor amarilla de pollito!”
Y está sordo a los chillidos silenciosos del león delgado y envejecido.
.
Mis hojas, mi rostro, mi piel…
Ellos me rascan, ellos me descarapelan la piel.
.
Hay una flor, al arcén del camino…
Necesita martillos neumáticos y aparatos brutos
para desenterrar el hormigón de las banquetas de las calles de Toronto
– ¡para hermosear la ciudad por los trajes de sarga azul!
.
Pero, con este león “dandy” (chachi),
solo existía una semilla,
unas gotas de lluvia-ácida,
“pantalones” y temple,
y un deseo negro de renguearse hacia adelante
(si un poco mugroso).
.
Hay una flor…
. . .
Poemas del poemario Bent Box (Caja de Madera Curvada) por Lee Maracle, © 2000 (Theytus Books Ltd., Penticton, British Columbia)

. . . . .


El “Lirio de Día” Ubicuo de Julio: David Budbill y Albert Ahearn

Day Lily 2_July 2015

David Budbill (nacido 1940)
El “Lirio de Día” Ubicuo de Julio
.
Hay un “lirio de día” del color naranja que florece en julio
y está en todas partes – justo ahora.
Común. Corriente.
Brota en el patio delantero, si abandonado o habitado;
a lo largo de la calle, en frente de murallas de piedra,
al lado de la estación de servicio o de una cochera,
en la entrada del acceso; en hecho: a cualquier parte quiere crecer.
Los ve en racimos, no solos.
Se propagan por rizomas, entonces son resistentes y los encuentra en matas.
.
Hay un “lirio de día” que florece en julio
y está ubicuo – ahora mismo.
Las podadoras grandes de grama los “talan” muchos
pero no segan todos.
.
Estos no son los “lirios de día” raros y delicados
que alguna gente tienen alrededor de su casa.
Éste es áspero, ordinario, a veces severo en su curtida belleza
– casi como una mujer veterana de cara correosa, arrugada,
que conoce mundo.
.
En esta flor no hay nada núbil, lisa o animada.
No es fresca; la hemos visto de largo, de aquí para allá;
todos la conocen.
.
He dicho que el “lirio de día” es áspero y ordinario;
y es bello a causa de ser ordinario.
Una planta que ha naturalizado en el campo y en la ciudad;
una planta que se vuelve robusta, irrompible, indómita.
En pocas palabras: firme y fuerte, como
alguien o alguna cosa que debe sobrevivir.

Day Lilies in Toronto_July 17th 2015

Albert Ahearn
El Lirio de Día
.
Los periantos magníficos de los Lirios de Día,
con sus brazos naranjos
– extendiendos y luminosos
– y embudos –
fijos en sus colonias agrupadas,
ausente de un perfume atreyendo,
aún suscitan los abejos – y los ojos estéticos del poeta.
Rayos de sol – oblicuos y penetrantes –
brillan a través de las frondas altas de los árboles,
con franqueza
sobre sus flores,
ardiendo como brasas en la fogata extinta de un campista.
Y, como esa fogata, quedan bellos los lirios de día
– brevemente bellos –
y pues mueren.
. . . . .


“Uma perfeita, excepcional e amável existência de girassol!” Uma tradução de Ginsberg por Tomaz Amorim Izabel

Girasoles en la lluvia 3_Toronto_Julio de 2015

Allen Ginsberg (1926-1997)
Sutra do Girassol (1955)
Tradução por Tomaz Amorim Izabel
.
Eu caminhava às margens da doca de latão onde se descarregavam bananas e
me sentei sob a sombra gigante de uma locomotiva da Southern
Pacific para olhar o pôr-do-sol sobre os
morros de casinhas em forma de caixas e chorar.
Jack Kerouac, companhia, sentou-se do meu lado em uma coluna de ferro arrebentada
e enferrujada, pensamos as mesmas coisas
sobre a alma, desolada e azul e de olhos tristes,
cercada pelas raízes de aço cheias de nós das árvores de
maquinaria.
A água oleosa no rio espelhava o céu vermelho, sol
mergulhado no topo dos últimos picos de São Francisco, sem peixe
naquele rio, sem ermitão naqueles montes, apenas nós
olhos marejados e ressaca como velhos vagabundos
na beira do rio, cansados e astutos.
Olhe o Girassol, ele disse, tinha uma sombra cinza
e morta contra o céu, grande como um homem, sentada
seca sobre uma pilha antiga de serragem –
eu corri encantado – era meu primeiro girassol,
memórias de Blake – minhas visões – o Harlem
e Infernos dos rios do leste, pontes retinindo sanduíches
do Joe Greasy, carrinhos de bebês mortos, pneus
carecas esquecidos e não recauchutados, o
poema da beira do rio, camisinhas e vasos, facas
de aço, nada inoxidável, só a nojeira úmida
e os artefatos afiados se afundando no
passado –
e o Girassol cinza se equilibra contra o pôr-do-sol,
desolação que quebra e poeirenta com a fuligem e a fumaça
e a poluição de locomotivas velhas em seu olho –
corola de espinhos embaçados decaídos e quebrados como
uma coroa espancada, sementes caídas de seu rosto,
boca quase desdentada de ar cheio de sol, raios de sol
obliterados em sua cabeça cabeluda como um arame
teia seca de aranha,
folhas esticadas como braços saindo do tronco, gestos
vindos da raiz de serragem, pedaços quebrados de gesso
caídos de galhos negros, uma mosca negra em seu ouvido,
Profana coisa espancada era você, meu girassol, oh
minha alma, eu te amava tanto então!
O lodo não era lodo de gente, mas morte e locomotivas
humanas,
toda aquele vestido de poeira, aquele véu de pele escurecida
em ferrovias, aquela poluição do rosto, aquelas pálpebras de
miséria negra, aquela mão de fuligem ou falo ou protuberância
artificial de algo mais que sujo – industrial –
moderno – toda aquela civilização manchando sua
louca coroa dourada –
e aqueles pensamentos lacrimejantes de morte e insensíveis
e empoeirados olhos e fins e raízes murchas no fundo, na
pilha natal de areia e serragem, notas de dólar
de borracha, pele de maquinaria, as entranhas e interiores
do carro que chora e tosse, as vazias e solitárias
latas com suas línguas enferrujadas, ai, o que
mais posso eu nomear, as cinzas fumadas de algum
charuto de pinto, as bucetas de carrinhos de mão e
os seios leitosos de carros, cus arrombados de cadeiras
e esfíncteres de dínamos – todos estes
emaranhados em suas raízes mumificadas – e você lá
em pé na minha frente durante o pôr-do-sol, toda a sua glória
em sua forma!

Girasoles en la lluvia 5_Julio de 2015Girasoles en la lluvia 2_Toronto_Julio de 2015Girasoles en la lluvia 4_Toronto_Julio de 2015
Uma beleza perfeita de um girassol! Uma perfeita, excepcional
e amável existência de girassol! Um doce olho natural
para a nova lua sensual, acordou vivo e excitado
agarrado na sombra do poente nascente mensal
brisa dourada!
Quantas moscas zumbiram inocente ao redor do seu
lodo enquanto você amaldiçoava os céus das
ferrovias e sua alma floral?
Pobre flor morta? quando você se esqueceu de que era uma
flor? quando você olhou para sua pele e
decidiu que você era uma velha locomotiva suja e impotente?
o fantasma de uma locomotiva? o espectro e
a sombra de uma outrora poderosa locomotiva americana?
Você nunca foi locomotiva alguma, Girassol, você foi um
girassol!
E você locomotiva, você é uma locomotiva, não me
esqueça!
Então eu apanhei o espesso esqueleto do girassol e o enfiei
ao meu lado como um cetro,
e profira o sermão à minha alma, à alma de Jack
também e para qualquer que o ouça,
– Nós não somos nossa pele de lodo, nós não somos nossa pavorosa
desolada enferrujada locomotiva sem imagem, nós somos todos
lindos girassóis dourados por dentro, nós somos abençoados
por nossa própria semente e loiros corpos
completos crescendo tornando-se loucos girassóis
formais e negros no pôr-do-sol, espionados por nossos
olhos sob a sombra da louca locomotiva
beira do rio pôr-do-sol São Francisco tarde montanhosa de latão
vendo tudo sentado.
. . .
http://tomazizabel.blogspot.ca/

. . . . .