Modern Greek women poets / Poetisas griegas modernas: una muestra de Zócalo Poets: enero de 2016

 

Ice in a flowerpot with clay shards_January 26th 2016_TorontoFlowerpot shards and ice D_January 28th 2016_TorontoClay shards in a flowerpot_January 2016_Toronto


Eftychia Panayiotou: dos poemas: “Engaño de uno mismo” y “Un mano dibujando significa el psiquiátrico”

Ice shape over flowerpot shards_January 26th 2016_Toronto

Eftychia Panayiotou (n. 1980, Chipre)
Engaño de uno mismo
.
Estoy viviendo por ese día del manicomio por el festín del mundo, cuando todos encerrarles a sí mismos dentro de sus casas; las mujeres se esquilarán el pelo; los hombres llorarán con narices sangrantes; se caerá la electricidad; y el agua, solamente como polvo al primero, y el corazón de un estroboscopio, regularán los tonos de luz en un compartimiento congelado.
.

Todos serán contra todos, y todos se rebelarán contra la revolución; y se apenarán verdades, temerán el miedo; y existirá un ojo entre sus dientes brillantes; y una lengua muy afilada parloteará jerigonza
de rerum natura / de natura deorum……….narcotized
en una manera que hace a la gente tener un espasmo.

Sí, éso es como se retorcerán hasta que saldrá su alma – y saldrá como una dama. Y ese día será un festín extraordinario – un festín sin hogar de un día festivo – y yo, con un trozo de cristal del nuevo mundo de lentes, yo vivirá en independencia (– somos todos parecidos – iguales y muertos en los ojos de la burocracia eternal); dicho de otro modo: yo, del loquero, estará viviendo en la forma de los pájaros – aún sin una boleta del dar de alta. Yo vivo – y revivo – naturalmente el día.

. . .
Un mano dibujando significa el psiquiátrico
.
en mi libro dibujo un triángulo.
dios en el rincón lo más alto,
mi gato a la izquierda y el lápiz al derecho.
es un triángulo mágico
porque
mientras mi memoria expande
indeseable
las líneas se hacen borrosas
– se aflojan y se mecen aquí y allí –
y dios se vuelve una sacerdotisa negra,
y mi gato una pantera, y mi lápiz un bolígrafo.
.

la pantera está voraz; se calienta con la sacerdotisa.
el bolígrafo es indeleble; resuelve el asuste de viejas cuentas.
los dos bordes disuelven
y la hembra está salvado
y solita
no siendo consciente del poder
ella gana una batalla que ignoró.
una compañía vestida de blanco me ha sucedido.
quizás un regalo de necesidad
que me hace fingir ser una loca con una varita mágica.
.
oxidada, fuera de práctica
.

me rindo a una cosa que galopa como mis panaceas
corto mis papeles
rasgo mis encantamientos
eres un barranco – Grotta Azzura –
y se dibuja una línea toda nueva y torcida,
y hay algo sobre esta forma – maldito triángulo – que no se puede ser dibujado.

. . .
Versiones de las traducciones ingleses [del griego]: Alexander Best
. . .
Eftychia Panagiotou nació en 1980 en la isla-nación de Chipre. Es una poetisa, también traductora y crítica literária. Acaba de lograr su doctorado sobre la poesía moderna de las griegas.
. . . . .


Kleopatra Lymperi: “Cuando Vendrás En Tu Reino…”

Flowerpot shards and ice C_January 28th 2016_Toronto

Η Kλεοπάτρα Λυμπέρη
ΟΤΑΝ ΕΛΘΕΙΣ ΕΝ ΤΗ ΒΑΣΙΛΕΙΑ ΣΟΥ
.
Ποίημα, σε λίγο θα φύγεις, θα πάρεις
τους δρόμους σαν σκύλος
σαν ντάλια κομμένη – τι θα έχω τότε,
ποιός θα είμαι; σε τι κατοικίες θα πλαγιάζω
χωρίς φαϊ, χωρίς, νερό χωρίς κορμί;
.
Ποίημα, μου ρίχνεις τόσους σκοτωμένους
να με σκεπάσουν όλα τα υπαρκτά
και τα κατεβατά της ερήμου
όλοι οι άνεμοι, οι σχηματισμοί πτηνών και οι
φωλιές τους, οι θύελλες οι αισθηματικές τους.
.
Ποίημα, συ ο παρών, ο ενεδρεύων
σε κάμπους πίσω από μάτια και μυαλά,
σε όλα τα λόγια που με διώχνουν από τη
φωλιά, σε οράματα που φτύνουν στο στόμα μου
όπως οι σαμάνοι
μα και σε ουρλιαχτά των Άλπεων
(τόσο πολύ χιόνι μαζεύεται όταν λείπεις)
.
Ποίημα, ποιος είσαι; Ποιοι είμαστε όλοι οι
κρυμμένοι στον έναν αυτόν που τώρα μιλά;
Αν γίνεις ο ρυθμός, το σχήμα, το ρίγος
το στήθος των φτερωτών ζηλωτών των γλωσσών
σαν λαμπάδα του Πάσχα θ’ ανάψεις
σαν έρως του Ενός
-μνήσθητί μου, Ποίημα, όταν έρθεις εν τη
βασιλεία σου στο σπίτι του Κανενός.
. . .
Kleopatra Lymperi (Chalkis, Greece)
When Thou Comest Into Thy Kingdom
.
Poem, soon you will leave, you will roam
the streets like a dog,
like a cut dahlia – what will I have then?
who will I be? What home will I sleep in
with no food, no water, no body?
.
Poem, you throw me so many dead bodies
so that I am covered by all existence,
and the densely written pages of the desert:
all the winds, the bird formations and
their nests, their emotional tempests.
.
Poem, you, the omnipresent, the prowler
in lowlands behind bosoms and brains,
in all the words that cast me out of the
nest, in visions spitting into my mouth
like shamans,
but also in Alpine howlings
(that much snow piles up when you’re gone).
.
Poem, who are you? Who are we all,
hidden inside the one who is speaking now?
If you become the rhythm, the form, the tremor,
the bosom of the winged zealots of the languages,
you will light up like an Easter candle,
like Eros of the One.
Poem, remember me when thou comest into thy
kingdom, the house of No one.
. . .
Translation from the Greek original © Tatiana Sergiadi
. . .
Kleopatra Lymperis (Chalkis, Grecia)
Cuando Vendrás En Tu Reino…
.
Poema,
te irás pronto, vagabundearás las calles – como un perro, como una dalia cortada.
Pues ¿qué tendré, y quién seré?
¿En cuál hogar dormiré – sin alimento, sin agua, sin cuerpo?
.
Poema,
me tiras tantos cadáveres pues estoy cubierto por toda la existencia
y las páginas del desierto, densamente escritas; y todos los vientos,
las formaciones de pájaros y sus nidos, y sus tempestades emotivas.
.
Poema
– tú –
el merodeador omnipresente en las tierras bajas detrás de bustos y sesos;
estás en todas las palabras que me lanzan del nido;
y en las visiones que escupen en mi boca, como hacen los chamanes;
estás presente también en los aullidos alpinos
(sí, tanta nieve amontona cuando estés ausente).
.
Poema
– ¿quién eres tú? – ¿quién somos nosotros, todos, escondidos dentro del uno que habla ahora?
Si te vuelvas el ritmo-la forma-el temblor-el pecho de los fanáticos alados de los idiomas,
te iluminarás como una vela de Pascua, o como Eros del Uno.
Poema, recuérdame cuando vendrás en tu reino – en tu mansión de Nadie.
. . .
Versión español – de la traducción inglés del griego: Alexander Best
. . .

Kleopatra Lymperi estudió la música y la pintura en Atenas. Además de su poesía, tiene una obra considerable de traducciones: poemas de Dickinson, Mailer, Pound, Plath y otros. Ha contribuido al periódico Eleutherotypia y al revista Poeticanet.
.
Kleopatra Lymperi studied music and painting in Athens, at the Conservatory and the School of Fine Arts, respectively. As well as writing poetry, she has been a busy translator: poems of Dickinson, Mailer, Pound, Plath and others. She has collaborated on the newspaper Eleutherotypia and writes essays and book reviews for the e-magazine Poeticanet.
. . . . .


Tasoula Karageorgiou: “La tortuga de Kerameikos”

Flowerpot shards and ice B_January 28th 2016_Toronto

Η Τασούλα Καραγεωργίου
Η ΧΕΛΩΝΑ ΤΟΥ ΚΕΡΑΜΕΙΚΟΥ

.
Ίσως φανείτε τυχεροί, όπως κι εγώ,
εάν βρεθείτε Απρίλη μήνα στον Κεραμεικό,
ίσως τη δείτε ξαφνικά
να σέρνεται λικνιστικά
μες στα χλωρά τριφύλλια
.
Κι αν γύρω σας ακινητούν οι επιτύμβιας στήλες
κι έφιππος ο Δεξίλεως γλεντάει τον θάνατό του,
ακόμα κι αν σας συγκινεί μονάχα η τέχνη της σιωπής,
δώσετε λίγη προσοχή
στο θαύμα που ζωγράφισε ὁ Θεός πάνω στο καύκαλό της,
μα πιο πολύ,
στο πείσμα της αδιάφορη να οδεύει προς τους τάφους.
.
(Χελώνη η ελληνική,
πατρίδα μου, βραδύ γλυπτό, που προσπερνάει τον Άδη.)
. . .
Tasoula Karageorgiou (born 1954, Alexandria, Egypt)
The Kerameikos Tortoise
.
If you are lucky, like me,
and find yourselves in April among the graves of Kerameikos,
all of a sudden you may see her
swishing and swaying
through the green shamrocks.
.
And if the grave steles around you stay still
and if Dexileos on his horse revels in his death,
even if you are moved by the art of silence only,
pay a little attention to
the miracle God painted on her carapace,
yet even more
her stubborn, indifferent crawling to the graves.
.
<Tortoise the Greek,
homeland of mine, tardy sculpture, passing by Hades.>
. . .
Translation from the Greek original © Vasso Oikonomidou
. . .
Tasoula Karageorgiou (n. 1954, Alexandria, Egipto)
La tortuga de Kerameikos
.
Si ustedes tienen suerte – como yo –
y, en abril, se encuentran entre las tumbas de Kerameikos,
repentinamente le vieren a ella,
dando chasquidos y bamboleándose
a través de los tréboles verdes.
.
Y si las estelas de tumbas alrededor de ustedes no se mueven,
y si Dexileos en su caballo se deleita en su muerte,
y aun si estén conmovidos solamente por el arte de silencio,
presten atención al milagro que Dios pintó en su carapazón
– pero, aun más,
sus pasos tan lentos, tercos y indiferentes, hacia las tumbas.
.
< Galápago el griego…
patria mía, escultura demorada, pasando por Hades… >
. . .
Kerameikos (El Cerámico) es el nombre de un cementerio/camposanto antiguo de Atenas, no lejos del Acrópolis.
. . .
Versión español – de la traducción inglés del griego: Alexander Best
. . .
Born in Alexandria, Egypt, Tasoula Karageorgiou has worked as a secondary school teacher in Greece since 1981. She holds a PhD in philology. She has also published a half a dozen poetry collections, and since 2007 has taught a Modern Greek Poetry class in the Poetry Lab at Takis Sinopoulos Foundation.
.
Nativa de Alexandria, Egipto, Tasoula Karageorgiou ha enseñado en las escuelas secundarias de Grecia desde 1981. Y desde 2007 ha dirigido una clase sobre la poesía moderna en la Fundación Takis Sinopoulos.
. . . . .


Cloe Kutsubeli: “Mi familia”

Ice pattern with clay flowerpot shards_January 20th 2016_Toronto

Η ΟΙΚΟΓΕΝΕΙΑ ΜΟΥ
.
Ο μπαμπάς μου φορούσε πάντα αδιάβροχο
και κρατούσε μια γκρίζα ομπρέλα για τον ήλιο,
αγαπούσε γυναίκες κι όλο έφευγε,
κι έπαιζε σε ταινίες κατασκόπων
τον ρόλο της κλειδαριάς στην πόρτα
ή του ανοιχτού παράθυρου
στη μέση μιας ερήμου.
Πολύ του άρεσαν πάντα τα καπέλα.
Η μαμά μου φορούσε όμορφα καπέλα.
με ζωντανά ακέφαλα παγόνια να μαλώνουν.
Ο αδελφός μου ήταν κύκνος,
κρυστάλλινος και διάφανος,
σε χίλιες δυο μεριές του ραγισμένος
και τόσο, μα τόσο ανυπεράσπιστος,
που πάντα έμπαινα στον πειρασμό
να τον ρίξω κάτω για να σπάσει.
Κι εγώ ήμουν αξιολάτρευτη,
στα άσπρα πάντοτε ντυμένη,
έτρωγα κέικ από μοναξιά,
σ’ ένα ετοιμόρροπο, καθόμουνα μπαλκόνι.
Υστερα η μαμά χάθηκε μες στον καθρέφτη,
ο μπαμπάς αγάπησε ένα πουλί και πέταξε,
ο αδελφός μου παντρεύτηκε την Νύχτα
και το μπαλκόνι μου κατέρρευσε στην θάλασσα.
Κι από όλη την οικογένειά μου
απόμεινε μόνο ένα άλμπουμ με σκιές
να κυνηγούν ατέρμονα η μια την άλλη μες στη νύχτα.
. . .
Cloe Kutsubeli (born 1962, Thessaloniki)
My Family
.
My father always wore a raincoat
and held a grey umbrella for the sun;
he was fond of women and always left.
He liked to play in spy films,
pretending to be a lock
or an open window in the middle of the desert.
He always liked hats.
My mother wore beautiful hats,
with headless peacocks fighting.
My brother was a swan,
crystal and transparent,
cracked in a thousand pieces,
and so very defenceless
that I was tempted
to knock him down only to see him break.
And I was adorable…
always dressed in white,
eating cake out of loneliness,
sitting on a rickety balcony.
Then: mother disappeared in a mirror,
father fell in love with a bird and flew away,
my brother took Night as his wife,
and my balcony collapsed into the sea.
And what remains of my family
is a photo album with shadows
who chase each other endlessly
all through the night.
. . .
Cloe Kutsubeli (n. 1962)
Mi familia
.
Siempre llevaba un impermeable, mi padre;
también un paraguas gris para el sol.
Estaba afecto a las mujeres y siempre partió.
Le gustaba jugar un rol en películas sobre espías,
simulando ser una cerradura
o una ventana abierta en el medio del desierto.
Y siempre le agradan gorros.
Mi madre llevaba puesto unos bellos gorros,
con pavos reales (sin cabezas) peleandos.
Mi hermano fue un cisne,
de cristal y transparente,
rajado en mil piezas;
él era tan indefenso que
estuve tentada de tumbarle para mirarle quebrando.
Y yo era adorable, siempre vestida de blanco,
comiendo pasteles a causa de mi aislamiento
mientras me sentaba en un balcón tambaleante.
Más adelante, mi madre desapareció dentro de un espejo;
mi padre se enamoró con un pájaro pues se echó a volar;
mi hermano aceptó como su esposa la Noche;
también mi balcón se derrumbó en el mar.
Y lo que queda de mi familia es un álbum fotográfico
con sombras que persiguen entre ellas,
sin parar, toda la noche.
. . .
Versión español – de la traducción del griego: Alexander Best
. . .
Cloe Kutsubeli es una poeta, novelista y dramaturga.
Nació en Salónica.
.
Cloe Kutsubeli is a poet, novelist, and playwright. She has also written books for children.
. . . . .


Erse Soteropoulou: poemas experimentales

Ice flower 18_January 18th 2016_Toronto
Erse Soteropoulou (n. 1953)
Pregunta al Sócrates, dijo Marilyn
.
Eres el perro todoterreno
– la sensación más largo y espantosa, horrible y oscura –
del cuadro el más grande.
Inclinándote hacia adelante un poco
o
más hacia atrás
– la parte viva y sauvemente blando y muerto –
¿partirá del fondo?
.
¿O invertirá el cuarto como la punta de una cuchara?
¿Qué será la imagen general de la situación?
¿Vas a hacer unas más preguntas?
Está comenzando una protuberancia contra un fondo azul:
las más grandes – más amarillas – más negras – más numerosas
mariposas.
. . .
Oda a Alexander Graham Bell
.
De la puerta del baño la cuerda asombrosamente larga del nuevo teléfono
hasta que empecé a reír cuando él dijo que es algo que es un asunto de humor, cariña.
Pues dije la cuerda es una bufanda y mi cuello es blanco como la nieve. Él dijo lo siento
extremadamente pero lo tendrá que ser pospuesto jaja él reía en ese momento. Ella dijo
Gilette super silver muy brillante es perfecto para eso. Pero no debes preocuparte, él dijo, jaja.
Reí porque las pastillas no servirán así no más. Nos veremos pronto, él dijo al fin mientras
no pude contenerme, cuando jaja – dolía mi vientre de tanta risa. Adiós él dijo. Montones de
suerte yo grité del piso quinto.
. . .
Anónimo
.
Debo levantarme
Debo completar este poema
para triunfar en la plaza, mi ojo como una esfera trabajadora.
.
Debo darme prisa
Debo picar habitaciones
cosechar y afilar la hierba en la cama matrimonial.
.
Debo llegar allí a tiempo
para agarrar en mis manos mi hijo
– como un pepino penoso;
para lanzar atrás la cabeza
y enviar sonrisas y decir hola
en la cesta de la modista (con tijeras)
donde – pegada a las cabezas de alfiler –
los padres colocan trampas.
Y debo sonreír, debo sonreír,
con el cuerpo entero en pliegues y la falda siendo altiva.

. . .
Versiones en español (de las traducciones ingleses del griego original): Alexander Best

. . .
Erse Soteropoulou (born 1953)
Ask Socrates, Marilyn Said
.
You are the general dog
The biggest most terrible awful dark
sensation of the greatest square.
Leaning forward a little bit
or
more backwards
The living part
and slightly soft dead
will it leave the bottom?
Or will the room turn upside down
like a spoon’s tip?
What will the general picture of the situation be?
Are you going to ask any more questions?
It’s starting to swell against a blue background
the biggest most yellow most black
the most numerous butterflies.
. . .

Ode to Alexander Graham Bell
.
from the bathroom door the amazingly long
cord of the new telephone until I started
to laugh when he said it’s a matter of mood
darling I said then the cord like a scarf
and my neck is white like snow he said
I’m terribly sorry but it will have to be
postponed ha ha was laughing then she said
Gilette super silver very shiny is perfect
for that but you mustn’t worry he said ha ha!
I laughed because the pills won’t do the
job anyhow we’ll see each other sometime he
said at the end while I could not hold
myself when ha!ha!my stomach hurt from
laughing goodbye he said a mountain of
luck I yelled from the 5th floor.
. . .
Translations from the Greek originals © Stavros Deligiorgis
. . .
Anonymous
.
I must get up
I must finish this poem
to succeed in the plaza my eye like a hard-working sphere
.
I must hurry
to chop up rooms to reap
To sharpen the grass in the matrimonial bed.
.
I must get there in time
to hold my son in my hands like a bashful cucumber
to throw back my head
and to send smiles
to say hello
in the dressmaker’s basket with scissors
where next to the heads of pins
the parents place traps
and I must smile, I must smile
with the whole body in pleats and the skirt haughty.
. . .
Translation from the Greek original © Amaranth Sitis and Nanos Valaoritis
. . .
Erse Soteropoulou nació en la ciudad de Patras. Ha vivido en Italia y en los Estados Unidos donde fue poeta residente de la Universidad de Iowa State. Escribe novelas también y estas muestran la misma lengua experimental e innovadora de su poesía.
. . .
Erse Soteropoulou was born in the city of Patras. She spent some years in Italy, also in the U.S.A. where she was poet-in-residence at Iowa State University. Besides poetry Soteropoulou also writes novels; her prose is every bit as avant-garde and experimental as her poems!
. . . . .


Adriana Ierodiakonou: “Una naranja” y otros poemas

Ice flower 17_January 18th 2016_Toronto

Adriana Ierodiakonou (n. 1952, Nicosia, Chipre)
Una naranja
.
Un viejo hombre dice:
¿Quién puede comprender mi anhelo
– mi anhelo por una naranja?
.
Dormí, me desperté
con toda la abundancia de Dios
– ¡pero oh, que yo agarre una naranja!
.
Una naranja, de mi jardín,
ésa endulzaría la sangre
durante esos tiempos tan amargos.
.
Un viejo dice:
¿Quién tiene la comprensión de mi anhelo?
Han tirado abajo mis casas.
.
¿Quién sabe de mi anhelo?
Mataron a mis niños
– ¡ay, que yo tuviera una naranja!
.
Una naranja de mi jardín…
¿y quién la traerá?
Veo unas otras naranjas y no las toco.
.
Un viejo dice:
Han florecido los naranjos;
mi anhelo florece de nuevo, con ellos.
. . .
Campo de batalla
.
Qué raro es
– como todo en esta isla
se mete – o está situado –
al revés o retraído.
.
En reversa, seguimos al oueste el camino
mientras nuestro corazón se apega al rumbo
precisamente paralelo en ese otro camino que estaba perdido
a causa de ser una media milla al derecho de nuestros ojos.
.
Los naranjos también sobreviven al revés,
a la inversa teniendo sed de los naranjos de la Vida.
Y en el lado opuesto el suelo y el aire
están llenos de pudrición seca.
.
¡Que estuviéremos allí – y ellos, nunca!
¡Que estén perseguidos los perseguidores!
¡Y que se situaren nuestras huidas en el justo centro del espejo!
.
Si tomamos la isla entera
pues darla vuelta, como una camisa;
si abrimos nuestras puertas en la noche.
. . .
El viaje
.
Hemos estado caminando hace muchos años
pero aún no hemos encontrado al mar.
.
Del dolor hemos hecho un despertar del deseo, un camino,
aunque seguimos caminando sobre una llanura de suelo blanco.
.
Vuelan inmediatamente las golondrinas hacia días verdes, sin hesitación.
.
Nosotros hemos estado caminando hace muchos años
y el mar nos ha olvidado
y se ha vuelto una palabra.
. . .
El bosque de los desaparecidos
.
Acabado de plantarlo
pues empezaste a platicarnos de tu otra vida,
en la voz del puro árbol
– sacado de puntos de referencia –
de cachos de suelo secretamente fabricando
la quintaesencia de oxígeno.
De cosas sin encanto y invisibles existes,
pero sin poder percebir los altos días festivos.
Has señalado Tiempo por una medida secundaria que las guardas no ven
(– quien, de todas formas, te vigilan como un hombre, no árbol.)
.
Nos estamos doblados por el suelo,
sobre esta ladera yerma donde el sol raspa piedras de la tierra escasa
– y vivimos dentro de ti:
lo que falta aquí está conocido por nosotros.
.
¿Qué queremos de it? ¿Cuál es posible querer?
Solo una más hoja – una rama –
nada: un suspiro callado de memoria.

. . .
El canje
.
A veces el viento lleva una sola palabra.
Otras veces, una oración entera.
Rara vez, llega un hombre completo
– flor extraña…no hay tal “árbol” en nuestro jardín.
.
Una noche vino la ciudad – bastante fácilmente –
con sus Marías, sus calles con bordillos, sus héroes lindos;
sus errores y sus habitantes-sonámbulos.
Pues se entendió que – mayo por mayo –
nuestras vidas han sido reemplazadas por
el sueño vacío de una decididamente otra historia.
. . .
Versiones en español – de las traducciones ingleses del griego original: Alexander Best
Sun line over shady snow_January 18th 2016
Adriana Ierodiakonou (born 1952, Nicosia, Cyprus)
An Orange
.
An old man says:
who knows my longing,
my longing for an orange?
.
I slept, I awoke
with all God’s plenty.
O, that I had an orange!
.
An orange from my garden
would sweeten my blood
in such bitter times.
.
An old man says:
who knows my longing?
They have torn down my houses.
.
Who knows my longing?
They killed my children.
O, that I had an orange!
.
An orange from my garden
– who shall bring it?
I see other oranges and do not touch them.
.
An old man says:
the orange trees have flowered
– my longing flowers again with them.
. . .
Field of Battle
.
Strange
how everything stands the wrong way ’round on this island.
.
Wrong way ’round the road we take to the west
while our heart follows a course precisely parallel
on the other road that was lost
because a half mile to the right of our eyes.
.
Wrong way ’round the orange trees
thirsting inversely to the orange trees of life,
the earth and the air
full of dry rots on the opposite side.
.
That we might be there and they never!
That the pursuers might be pursued and our flights
at the just centre of the mirror!
.
If we take the whole island
and turn it inside out like a shirt.
If at night we open our doors.
. . .
Journey
.
We have been walking for years
but we still haven’t found the sea.
.
We have made of pain an awakening
of desire, a road,
but we keep on walking
across a plain of white earth.
.
Swallows fly to green days
directly, without hesitation.
.
We have been walking for years
and the sea has forgotten us
and become a word.
. . .
Forest of the Missing
.
No sooner planted
than you began, with the tree’s plain voice,
to speak to us of your other life.
Removed from any landmark, any piece of earth
secretly fabricating oxygen’s quintessence.
From stuffs unlovely and invisible you exist
unable
to discern high holy days.
You’ve marked time by a secondary measure
the guards do not see – who, anyway,
keep their watch on you as man, not tree.
.
Bent low
upon this barren hillside where the sun
scrapes stones from meager dirt
we live in you:
what’s missing is known to us here.
.
What do we want of you? What can we?
Just one more leaf – one branch –
nothing: a mute sigh of memory.
. . .
The Exchange
.
Sometimes the wind brings
just one word.
Sometimes a sentence entire.
Rarely
a whole man arrives – strange flower:
no such tree in our garden.
.
One night quite easily
the city came,
with its Marias, its curbstone streets,
its sweet heroes, its mistakes,
and its sleepwalker inhabitants –
then it was realized that,
May for May,
our lives had been exchanged with
the empty dream of quite another history.
. . .
All translations from the Greek originals: the poet (Adriana Ierodiakonou)

. . .
Adriana Ierodiakonou es una licenciada de la Universidad de Oxford con un título en la bioquímica. Ha trabajado (en Atenas) como corresponsal extranjero por los Financial Times y la BBC. También pasó dos años en Berkeley, California, colaborando con los editores Dino Siotis y Nanos Valaoritis en unas revistas literárias. El tema y el humor de su poesía están influidos por los sucesos de 1974: el golpe de estado chipriota y la invasión turca de Chipre.
. . .
Adriana Ierodiakonou attended the British school in her native Cyprus, and later graduated from Oxford University in England with a degree in biochemistry. In Athens she worked for both The Financial Times and the BBC as a foreign correspondent. She also spent two years in Berkeley, California, collaborating with editors Dino Siotis and Nanos Valaoritis on the journals The Coffee House, To Vapori, and Rejection. The Greek-backed coup d’état and the Turkish military invasion of Cyprus in 1974 cast a shadow across much of Ierodiakonou’s opus; the consequences of those events often set both the mood and the theme in her poetry.
. . . . .