James Baldwin: poemas de “Jimmy’s Blues” (1983)

James Baldwin_Novelista ensayista activista estadounidense_1924 hasta 1987_American novelist essayist and poet_1924 to 1987
James Baldwin (Novelista/ensayista/activista estadounidense, 1924-1987)
“Culpa, Deseo y Amor”
.
A la esquina oscura
donde la Culpa y el Deseo
están intentando sostenerle la mirada
– en breve, uno de ellos va prender un cigarillo
y aludir al próximo almacén abandonado –
pues el Amor llega, andando encorvado…
Un silencio detonado.
Y el Amor se para, un poco apartado de ellos,
pero visible en la luz amarilla, callado y humeante.
Mientras tanto, la Culpa y el Deseo discutían,
y intentaban no estar escuchado por este intruso…
.
Cada vez que el Deseo miró hacia el Amor,
esperando encontrar a un testigo,
pues la Culpa gritó más fuerte
– y agitó sus caderas –
y el fuego del cigarillo
amenazó a incendiarse el almacén.
.
El Deseo, en hecho, cruzó la calle, de vez en cuando,
para oír lo que diga el Amor…
Pero la Culpa paró una carga
de otra gente,
pues se arrodilló en el medio de la calle,
y,
mientras la carga de otra gente
huyeron la mirada y juraro que
no podían ver nada – y no aseverarían de ningún modo –
pues el Amor se alejó.
Y la Culpa logró, sobre el cuerpo en pie del Deseo,
ese alivio inflamatorio y pasajero que estampa su unión
(¿para siempre?)
y que crea un problema de tráfico
masivo.
. . .
“El Dador” (para Berdis)
.
Si la esperanza de regalando – dando –
es de amando a los vivos,
pues el dador arriesga la locura
en el acto de dar.
.
Esa lección yo vea
en las caras que me rodean.
.
Necesitadas, ciegas, sin esperanza, abajo,
¿Cuál regalo les daría el regalo ser regalados?
El dador también está a la deriva
como ellos que claman hacia el regalo.
.
Si no pueden reclamarlo, si no está allí,
si sus dedos vacíos golpean el aire vacío,
y el dador se arrodilla en oración
– comprende que todo su dar es dar para nada –
y que nada fue lo que pensaba,
y mueve en su cama culpable, para mirar
a las multitudes habreadas que se paran allí,
si él sube de su cama – para maldecir el cielo:
él debe comprender que
a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará
– sacado de él, y justamente –
¡No puedo decirte cuánto debo!
. . .
¡Amén!
.
No, no siento la llegada de Muerte; siento su ida.
Ha lanzado su manos en el aire – por un rato –
y pienso que le conozco más bien que antes.
.
Esos brazos, me agarraban un ratito…
Pero, cuando nos encontramos de nuevo,
existirá entre nosotros
esa comprensión secreta.
. . .
[Del poemario Jimmy’s Blues (1983)]
. . .
Dr. Kenneth Clark y James Baldwin: entrevista de 1963, (en inglés, con subtítulos en español)
https://www.youtube.com/watch?v=WgaQ4W1IEis
. . . . .